(del laberinto al treinta)


miércoles, 30 de mayo de 2007

El Rocío

Yo no sé por qué se preocupan tanto mis amistades iconoclastas por el Rocío. Al fin y al cabo sólo se trata de varios miles de niños jugando a tú-la-llevas con su muñeca favorita.



1 comentario:

A. Theo dijo...

Por cierto...¿alguna vez se les ha caído? (la muñeca, digo)