(del laberinto al treinta)


miércoles, 14 de septiembre de 2011

Tordesillas, Reserva Mundial del Malnacido Ibérico

COPIO Y PEGO DIRECTAMENTE EL EDITORIAL QUE LA REVISTA DIGITAL LA COLLEJA HA DEDICADO AL TORO DE VEGA DE TORDESILLAS, CON LO QUE ME SUMO A LA CAMPAÑA QUE EN LAS REDES SOCIALES DE HA MONTADO PARA DENUNCIAR ESA SALVAJADA COMETIDA COLECTIVAMENTE EN NOMBRE DE UNA TRADICIÓN.


SPAIN-TORO DE VEGA. TORDESILLAS

Nos envían a esta redacción de La Colleja una petición de colaboración en una campaña que se está llevando a cabo desde ayer en la red para luchar contra una de las más crueles manifestaciones de sadismo que con el sello de manifestación popular tradicional se viene celebrando en este ya de por sí crudelófilo país. En esta redacción somos concientes de que malnacidos que se merezcan ser víctimas de una campaña así hay muchos. Sin ir más lejos por ejemplo uno que se jubila en unas semanas y que se morirá presumiblemente en su cama sin haber pagado sus delitos de sangre y del que acaba de hacer apología un estafador profesional con nombre de cantante pseudohumanitario y que ocupa un alto cargo en escalafón de estafadores políticos estatales. Pero como las guerras éticas hay que llevarlas con una estrategia reposada, en esta ocasión aceptamos el envite y consideramos desde aquí, desde la redacción de la revista digital La Colleja a


TORDESILLAS RESERVA MUNDIAL DEL MALNACIDO IBÉRICO


El malnacido ibérico es una especie de humanoide autóctono exclusivamente macho, caracterizado por la posesión de un par de testículos redondos, peludos y pegados al culo, propios de los depredadores agresivos dotados de enormes dosis de valor instintivo, que a pesar de no haber nunca estado seriamente amenazada en España corre, desde hace poco tiempo, un relativo peligro de extinción en algunos lugares y ambientes concretos por la influencia de ideologías y planes educativos ilustrados, disolventes de los valores autóctonos carpetovetónicos (asignatura de Educación para la Ciudadanía, republicanismo, laicismo, ecologismo, racionalismo, etc.). Esto no quiere decir que no existan hembras de la especie, carentes por tanto de esos característicos testículos, que participen del mismo espíritu depredatario de los machos que ocasionalmente las cubren, pero normalmente son obligadas a mantenerse al margen de las orgías de sangre en las que se revuelcan sus machos cubridores. Esta especie había sido privada, en los siglos precedentes en unos casos y en los decenios precedentes en otros, de otras tradiciones hispanas herederas de otras extinguidas por sobredepredación de la población victimaria como la caza del judío, del moro y del gitano, el achicharramiento en pira pública previa unta en aceite del disidente o la más reciente del fusilamiento sumario a pie de fosa del ilustrado. Pero pervive saludablemente en la tradición de torturar animales en plaza pública hasta su muerte agónica en medio del aplauso entusiasta de un público embrutecideo y su desmembramiento ritual como trofeo y entrega al bragado matarife ejecutor de la hazaña.

Esta cruel tradición ejecutada y paladeada por diferentes gradientes de malnacidos hispanos, pero no solamente, ya que se ha contagiado peligrosamente a individuos de otras nacionalidades, tiene muchas manifestaciones rituales a lo largo de la geografía hispana, pero algunas, por su especial brutalidad se han convertido en emblemáticas. EL TORO DE VEGA DE TORDESILLAS, PROVINCIA DE VALLADOLID, es la principal. Se trata de una estupenda diversión colectiva consistente en la persecución de un toro por una horda de descerebrados malnacidos que a pie y a caballo y armados de afiladas lanzas acribillarán el cuerpo del animal hasta su muerte tras una larga y dolorosa agonía. Con el argumento de que esa atroz y envilecedora diversión se viene repitiendo año tras año desde la Baja Edad Media. Que es exactamente la edad mental histórica de los habitantes de ese pueblo que lo consideran su tradición. Imaginamos que alguno habrá que la haya superado y no sepa dónde meterse. Tal vez sea un poco atrevido sacar esta conclusión, pero igual no es casual que en Tordesillas naciera uno de los peores malnacidos que ha dado este país que ha parido tantos: Queipo de Llano.

La propuesta tiene como fin el avergozamiento colectivo de un pueblo que mayoritariamente ha colocado voluntariamente una piedra en la rueda de la evolución para permitir, disfrutando además con ello, la ejecución en sus límites de salvajadas impropias de cualquier colectivo humano dotado del más mínimo sentido de la piedad. Así se trataría de escribir la mayor cantidad de veces posible en la red la expresión TORDESILLAS RESERVA MUNDIAL DEL MALNACIDO IBÉRICO con el fin de conseguir que los buscadores remitieran a ella cada vez que alguien escribiera en él el nombre del TORDESILLAS.

Y como añadido, la recomendación de no pisar jamás TORDESILLAS. Se trata de un pueblo realmente hermoso poseedor de un importante patrimonio monumental y un fastuoso pasado histórico, pero no más que cientos y cientos de otros pueblos españoles de las mismas características en los que sus habitantes no conservan tradiciones impropias de ciudadanos civilizados europeos del siglo XXI.

martes, 13 de septiembre de 2011

De museos y otras pamplinas

Como dejé escrito en mi ANTERIOR ENTRADA y con la celeridad del rayo en vista de la expect(ora)ción creada por mi mesiánica promesa os voy a proporcionar ya mi SOLUCIÓN pa tos los poblemas que esta siudá tiene con sus ventas de excelencia turística y las diferentes tecas (pinacotecas, escultorotecas, videocreacionestecas, etc) que necesita. Pero primero repasaré la SITUACIÓN actual de cotarro.

Como en la anterior entrada ya hablé del problema de algunos espacios, paso a otros. El nuevo Bellas Artes está prometido en el solar que hay tras la Calahorra, entre el colegio Rey Heredia (compartido con el Fray Abino) y el Hotel Hesperia. Se supone que una vez construido ese sería el lugar ideal para la colección Citoler en un espacio propio adjunto a las colecciones autóctonas, en caso de que, vencida la inquina de los sociatas con Córdoba, el chalaneo en el monto de la pastuqui llegara a buen puerto. Como los sociatas son una especie al borde de la extinción, un problema menos (o más, según se mire, claro, porque los que los vienen seguro que los hacen con el tiempo buenérrimos...).

En esta ciudad, como en todas, la cultura está indefectiblemente unida al ladrillo como han demostrado claramente los más oscuros afaires recientes, unos exitosos (C4) y otros frustrados (biblioteca). Es lo que dice mi amigo Luis: la cultura en Córdoba se acaba cuando se acaba la mezcla... y el yeso. La recuperación de edificios antiguos para la Cultura es algo que no se concibe, porque necesita menos ladrillos. Obviaré piadosamente el afaire Palacio de Sur, la maqueta más cara de la historia de la Humanidad, que arrastrarán mientras vivan las fuerzas progresistas cordobesas mientras haya memoria de ellas como una piedra de molino más colgando de su cuellos en el río de la ignominia haciendo compañía a la destrucción de uno de los más importantes complejos arqueológicos tardoantiguos de Europa (Cercadilla) y la complicidad en el robo de la Mezquita (antes mezquita) a la ciudad por parte de la Iglesia Católica. Quien calla otorga, como dice el viejo proverbio pernambuqués.

SEGUIR LEYENDO EN LA COLLEJA

lunes, 12 de septiembre de 2011

El C4, el BBAA, la Citoler y otras cosas de pasar el domingo

Don Senequín y don Senecón, dos filósofos del copón.

Senequín y Senecón, dos filósofos del copón. Tuneao del lateral de la fragoneta de la célebre empresa cordobesa ESPECIAS EL PEROL, que tan ricos aliños proporciona a nuestro peroles, pinchitos y caracoles.

A pesar de que el Fin der Mundo está por fin serca, de que el Armagedón de la Crisi de las Crisis va a convertir la faz de la Tierra en un cortijo de Mad Max y de que ya mismo un cuadro de Nicasso va a valer lo mismo que un litro de gasofa o que el de los ciervos en el arroyillo que tiene mi santa madre sobre el sofá del salón de ver la tele, el mundo del artisteo, los políticos de la cosa Cultural y el Turismo de vender Arte andan en esta ya bendita ciudad a la greña por lo de siempre. El C4, el nuevo Bellas Artes, el Cómico Principal y la Colección Citoler, Circa XX y el valor del valor del arte artístico. Yo no voy a entrar en casi ninguno de los asuntos porque el debate está más viciado que el aire de un tabernón de tapas del siglo XX: humo de tabacazo, aromas rancios de fritanga, griterío de niños corriendo entre las mesas, lanzamientos de lancinantes oidoscocina y sospechosos trapicheos subterráneos en la mesa de la esquina, la del dominó tapadera. Y total, pa lo que le queda a este chiringuito cuando tengamos que volver a pintar en las cavernas...

Enlace

TERMINAR DE LEER EN LA COLLEJA

domingo, 11 de septiembre de 2011

Rectificación de un post

Yo no soy muy partidario de rescribir lo escrito a no ser que la pertinacia en mantenella y no enmendalla dañe a alguna persona que no se lo merezca. En este caso sigo sin estar muy seguro de que deba hacerlo, pero la influencia de mi colega bloguero Miroslav Panciutti, cuyo sentido de la ecuanimidad y la rectitud admiro profundamente y las dudas que ha conseguido inocularme, me impelen a ello. Hace unos días publiqué en este blog una entrada en la que me escandalizaba de un artículo que en el Acorazado ABC publicaba el articulista y pseudohistoriador y actual concejal por el PP del Ayuntamiento de Córdoba, Juan José Primo Jurado, un individuo conocido en la ciudad por su adscripción ideológica a la ultraderecha de raíz fundamentalista católica, afiliado a varias sectas religiosas integristas y hagiógrafo de varios personajes locales franquistas conspicuos colaboradores en el genocidio de republicanos de la Revolución Fascista del 36. En un país normal muchos de sus panegíricos caerían en la órbita de lo denunciable judicialmente. Pero ya sabemos que en el nuestro los militantes de partidos que en su momento participaron en un genocidio permanecen legales y con un increíble poder de modelación de la realidad política actual. El caso Garzón no admite dudas.

El artículo en cuestión era un recordatorio de un aniversario de la División Azul y en él, independientemente de su pastosa mediocridad literaria, vertía desde mi punto de vista una clara apología de aquel cuerpo de ejército, al saludarlo y expresar su respeto por él. Expresar respeto por un cuerpo de ejército que vistió el uniforme nazi, que estuvo bajo el mando de las SS y que colaboró en la invasión de un país soberano cuyo delito era profesar un determinado credo político, para mí no cabe duda de que se trata de una apología del mismo en toda regla. El propio autor, consciente del peligro de apologizar un cuerpo de ejército que vistió el uniforme nazi y que por nazis fue entrenado, intenta separar la misión concreta para la que fue creado con las demás actividades que los nazis llevaron a cabo. Algo así como: a pesar de que fue un cuerpo de ejército nazi no mató judíos, sino sólo comunistas. Y así lo consideré yo. Una apología de una actividad en la que se emplearon ardientemente los nazis: matar comunistas.

Por otra parte, el autor también se cuida, de una manera muy chapucera ciertamente, de hacer recaer su respeto y admiración sobre los individuos, voluntarios y “voluntarios” que lo formaron, pero desde mi punto de vista no consigue, por pura torpeza expositiva, delimitar perfectamente esa diferencia y cae en la apología del cuerpo de ejército como tal.

El caso es que yo usé expresiones como neonazi, sin aplicárselo a él directamente, y apología del nazismo, lo que sirvió a Miroslav para reñirme por dos cosas. Primero por mi, desde su punto de vista, alegre uso de términos que deberían ser mimados a la hora de echar mano de ellos y no ser aplicados sin una causa absolutamente justificada, por lo que tienen de “sagrados”, de nombradores de una atrocidad que no admite frivolidades. Y segundo porque del propio contenido del artículo no se deducía, sino muy ligeramente, eso que yo le achacaba, una apología de la ideología nazi. El debate mantenido está en los comentarios al post en cuestión y a ellos os remito.

Como ya he dicho que tengo a Miroslav, después de llevar leyéndolo a diario varios años, cosa que recomiendo a todo el mundo, por un modelo de integridad moral y dueño de criterios muy acrisolados y sobre todo, por su condición de neutral al no vivir el contexto del asunto tan contaminadamente cercano como yo, no tengo más remedio que considerar la posibilidad de que tenga toda la razón y que me haya extralimitado. Así que retoco el post y elimino aquellas expresiones que apuntan a esa extralimitación. Creo que lo he conseguido. Y el montaje que lo ilustra, en el que también reconozco que me paso siete pueblos no lo quito porque se lo merece y porque me ha quedado de puta madre.

Y por supuesto quiero agradecer desde aquí a Miroslav la franqueza con que me ha expuesto su discrepancia.