(del laberinto al treinta)


domingo, 20 de enero de 2008

La Universidad de Córdoba patrocina la superstición

A mí que los degustadores de peroles mágicos y supersticiosos se los monten a su gusto me parece de perlas. Pero que semejante estupidez monumental esté patrocinada por la Universidad de Córdoba sin que nadie proteste no habla sino del tipo de ganado que compone semejante corral. A ver si aprenden de la de Roma.

1 comentario:

Gerardo Pedros dijo...

Estoy de acuerdo contigo.

Necesitamos una UCO más laica y menos capillita.