(del laberinto al treinta)


martes, 10 de febrero de 2009

LA CALLEJA DE LAS FLORES BOMBARDEADA DESDE UN SUBMARINO

A nuestro tabernero

Exactamente igual que hicieron desde el aire y a cara descubierta con el Palacio de la Moneda los militares fascistas chilenos, alguna de las fuerzas reaccionarias cordobesas (que incluyen elementos de formaciones que llevan la izquierda en su nombre), una alianza entre algunas de ellas o directamente todas unidas en confederación han debido pagar a escote a un hacker mercenario o utilizado a alguno de sus empleados sibwanista (gracias Perol por el término) en tareas de ingeniería informática para poner, en este caso con una cobardía que los coloca por debajo de los milicos chilenos, como ratas de alcantarilla, desde un submarino escondido en las cloacas de la red, fuera de combate a la única tribuna pública de esta ciudad que viene (no hablaré en pasado, vivedios) señalando con su dedo de señalar la estupidez, la corrupción, la sinrazón y la roñosa carcunda que corroe las estructuras sociales, culturales, políticas y económicas de esta extraña ciudad anclada aún con los lastres caciquiles del siglo XIX: LA TABERNA VIRTUAL DE LA CALLEJA DE LAS FLORES.

El problema que se han encontrado en los últimos tiempos los centros de poder grandes o chicos, es que, a pesar de que son dueños de todos los cauces de emisión masivos de órdenes camufladas que les proporcionan el control total de los comportamientos de las masas sociales las nuevas tecnologías que se lo permiten, permiten a la vez la existencia de pequeños agujeros en infinito número, como poros que atraviesan la coriácea piel con que han revestido la realidad. Miles de blogs, foros, anillos informativos alternativos surgidos libremente en la red escapan al control de la información que la brutal máquina neocapitalista impone para conseguir domeñar las rebeldías y la contestación a la explotación bajo previa cretinización de los cuerpos sociales. En los espacios mayores la importancia de la contestación se diluye y queda contrarrestada por la enormidad de medios con que cuenta el poder totalitario, pero en los espacios pequeños, caso de las ciudades o los pueblos, la red rebelde supone un daño corrosivo, un terrible escozor en culo de los ostentadores de los cargos públicos y de los detentadores de glorias locales, simplemente por motivos de escala, mucho mayor. No sé cuánto tiempo tardarán en conseguir taparlos ni si lo conseguirán completamente, pero están en ello. El Gran Poder (y no precisamente el sanguinolento ese que adoran los cofrades sevillanos) ha comenzado hace tiempo su Cruzada Ideológica, de la que la satanización de la red con el ya mololiente asunto de la pederastia es sólo el más vistoso de sus argumentos. En los ámbitos del Pequeño Poder, municipal y autonómico principalmente, dada su proverbial esencia analógica, las reacciones tienden a ser más brutalistas (del tipo de Bermúdez me contrata un par de gorilas y que le partan las piennas a esos capullos que me andan tocando los güebos o en su defecto a un hacker que les meta un viru desos que los joda bien jodíos).

En la Calleja se abrieron debates de una enjundia desconocida en esta ciudad como el de la estupidez de unos políticos que planean la destrucción de un jardín histórico para construir una biblioteca, la corrupción urbanística en todos sus aspectos (desde el sandokanismo hasta el de las VPPO (Viviendas Piratas de Protección Oficial o metástasis parcelista), la nunca vista milagrosa conversión de nuestra alcaldiosa Rosa Aguilar desde el materialismo histórico al catolicismo gore cofrade, vía su director espiritual (Clergyman Spiritual Coaching) el exobispo y Gran Brujo Hacedor de Lluvia, Monse Ajenjo, la destrucción sistemática del patrimonio y el timo urbanístico de las calles pavimentadas de plasticuchi manguichurri, el terrible fangal de Cajasur, sobre la reforma del puente romano o sobre las alcayatas que clavan los curas en los muros milenarios de la Mezquita para colgar cuadros con marcos de Ikea de la escuela de Kiko Argüello.

Se debatió así mismo sobre política nacional e internacional, sobre la locura del crecimiento sin fin, de la destrucción del medio ambiente. En lo cultural se pusieron en solfa a personajes tan merecedores como el escritor Azaústre, nombrado por todos los callejeros como El Rey del Tropo Frito, la elevación a los altares de la gloria y considerando de mascota del foro a don Hodierno Manuel Cuenca Toribio por sus maravillosas perlas columnarias lisérgico-jurásicas, la venalidad de la prensa cordobesa, se vapuleó sin piedad a un organismo tan casposo y apolillado como la Real Academia de Nobles Letras y Bellas Artes o como coño se llame...

Pero lo que dejó descolocadas todas las previsiones fue la conversión hace unos años de una línea del foro de la Calleja en el foro de debate interno de una formación que gobierna en esta ciudad y que se supone que es la más apegada a sus bases, que carecen de vías democráticas y adecuadas para expresarse. Efectivamente, antes de las últimas elecciones los militantes de Izquierda Unida usaron masivamente el foro para tirarse los trastos a la cabeza y mostrar pública e impúdicamente (para gozo de muchos) sus carencias democráticas. Más de cien mil visitas y más de 1.500 entradas avalan la importancia que tuvo el foro de la Calleja en los acontecimientos que sacudieron a la formación en aquellos días.

Ante la brutalidad y eficacia del cobarde ataque y ante la patente vulnerabilidad de nuestro techo, un grupo de tabernarios hemos abierto un blog para resistir. Así que los miles de cordobeses que visitaban asiduamente la taberna como simples lectores tienen donde seguir tomando los medios de la democracia y de la participación. Y desde luego tienen la oportunidad también de expresarse libremente desde la barra o en las mesas del debate.

NUEVA O PROVISIONAL

TABERNA DE LA CALLEJA DE LAS FLORES

11 comentarios:

Pinchito dijo...

Crudo, certero, como siempre, Harazem. Y la sensación de pérdida. De que se puede continuar, si, pero también de que los "recuerdos" de todo cuanto has puntualizado y que siempre estaban al alcance de cualquiera, ya no lo están. Se ha hecho mucho daño. Y donde querían hacerlo, además. Donde siempre, en la constatación, en la memoria, en la documentación irrefutable. Todo éso que ya no está donde debe estar, ante la vista de todos.

mugaisma dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
lamalgama dijo...

Creo que muchos esperábamos esta entrada. Gracias. Creo que puedo adivinar por qué has tardado en hacerla, o puede que me equivoque, de todos modos ya está hecha, otro escupitajo más, directo a la cara del cabrón que nos lee, así se te pudran las entrañas con cada dardo que te lanzamos. La Calleja sigue viva, y vosotros NUNCA podréis callarla.

Pincho, te dejé un comentario en el nuevo foro para ver si puedes ir dándole forma. A ver si puedes echarle un ojo.

Saludos

pd: el del comentario suprimido era yo, que he escrito con una cuenta diferente.

casandra dijo...

No lo está, pero lo estará no te quepa duda. Estamos trabajando para que eso sea así, lo que sucede es que no está resultando nada fácil. De momento se ha podido rescatar la web y espero que el foro también pueda estar operativo en unos días.
Quién sabe... igual nos han hecho un favor pues ahora y si el foro consigue sobrevivir, tenemos más espacios para la opinión, ya que el blog a mi me parece que haya o no foro, debiéramos mantenerlo vivo adjudicándole alguna función. Por ejemplo podría servir de hemeroteca con la selección de lo más interesante del foro... por ejemplo.
Gracias a tod@s, estoy muy, muy sorprendido con las reacciones y al descubrir el importante número de personas que nos seguían sin tomar medios pero con las orejas tiesas.

Miroslav Panciutti dijo...

Gracias a tu blog había pasado de vez en cuando por el Foro. No vivo en Córdoba y, si bien la mayoría de los temas me eran ajenos, no podía dejar de envidiar el dinamismo y entusiasmo de quienes participabais en los debates. Entiendo perfectamente que molestárais y mucho. Pero, sin duda, es imprescindible que foros como el vuestro existan y estoy seguro de que no conseguirán callaros. Un abrazo y ánimos.

dificil verdadero dijo...

Manuel Harazem, anarquía es..., LIBERTAD. Palabra grande y hermosa, la más atacada y la menos vilipendiada, todos la usan a su antojo, desde Hitler hasta Franco. La libertad da miedo, asusta al mediocre y da alas al que tiene vida y ganas de cambiar las injusticias que se cometen a diario por los pesebreros inútiles que mueren sin pena ni gloria.
No podrán nunca matarla.
SALÚ Y ANARQUÍA, a todos y todas.

Lisístrata dijo...

Después de todo lo q habéis dicho, suscrito punto a punto, no me resta nada q decir. Pero no puedo leer a Harazem y salirme de su página sin dejar mi afecto y admiración.

un abrazo a todos

harazem dijo...

CORRECCIÓN IMPORTANTE: Un maldito error al copiar desde el archivo de WORD donde lo redacté y pegarlo en el blog se llevó palante la dedicatoria del post que hice hoy sobre la Calleja. Luego no lo revisé y ha estado sin esa dedicatoria unas horas. Sólo ahora mismo me he dado cuenta. Igual ya no tiene gracia, pero yo lo voy a restaurar.

La dedicatoria es un pequeño homenaje a nuestro tabernero sin cuyo trabajo constante, entusiasta y a veces ingrato nuestro foro no hubiera existido. Él ha sido el blanco principal del ataque y, como todos sabéis, no sólo por este hecho.

Victorio dijo...

Hola Manué, y demás...

Coincido con Carlos, pues ya llevaba unos días esperando las aportaciones personales del respetable admirado escultor...

Y aquí están ya...

Gracias, Manué... y doble gracias al Tabernero.

Salú...

Duarte dijo...

La reflexión que haces sobre el espacio público me parece fundamental. El capitalismo ha castrado progresivamente estos espacios que cumplieron su función en las primeras revoluciones burguesas y que ganaron en una tensa dialéctica las clases subalternas (un paso adelante allí, un paso atrás allá). Privatización de periódicos / desaparición de la prensa partidaria y sindical; privatización de la televisión y pujanza de la radio comercial / imposibilidad para movimientos de emancipación de acceder al espectro radioeléctrico; mercantilización de la calle / destrucción de las plazas y lugares de reunión públicos; progresiva elitización de la universidad / extrañamiento de todo pensamiento independiente de los centros de producción intelectual; y un largo etcétera de procesos nos ha dejado internet como única herramienta de expresión y debate. Tampoco olvidemos que el acceso y uso de internet es muy limitado para la mayoría de la población y la pornografía y las empresas de información se llevan, también aquí, la palma.

Por último, me gustaría señalar que el método exige ver los hechos con perspectiva comparada. Puede que en Córdoba la praxis capillita y el empresariado cateto controlen la ciudad. Pero yo he vivido mis últimos años en Granada y Córdoba es jauja en comparación con aquello, en el tema del que estamos hablando. Analizarlo me llevaría un rato, así que lo dejo aquí.

Enhorabuena por el artículo. No bajemos nunca los brazos.

Duarte dijo...

Para ilustrar lo que cuento, véase esta entrevista al profesor Juan Irigoyen, del departamento de sociología de la universidad de Granada:

http://archivogranada.net/content/entrevista-juan-irigoyen