(del laberinto al treinta)


miércoles, 30 de septiembre de 2009

Me bajo al Moro

Durante unas semanas estaré ausente. No espero que me echéis de menos pero yo sí os echaré a vosotros, a quienes entráis por aquí con mayor o menos frecuencia y tienen el detalle de dejarme un comentario.

En principio este año tocaba sudeste asiático, concretamente Malasia, un país del que nos quedamos con ganas de profundizar cuando hace muchos años lo recorrimos de punta a rabo pero muy rápidamente camino de Indonesia, parando sólo en Penang y Melaka, pero del que guardamos un grato recuerdo y en el que comimos algunas de las mejores preparaciones orientales de nuestra vida. ¡Ah las sopas de jengibre de Penang! Pero un no demasido grave problema de salud de C., pero suficiente para evitar el riesgo de evacuación rápida, nos ha decidido a delantar un proyecto que teníamos en mente: Marruecos en bus, tren y taxi colectivo, un país que conocemos muy bien, pero que siempre, salvo una escapada al antiguo protectorado hace dos años del que dí cumplida cuenta aquí, recorrimos en vehículo propio.

Así que he desempolvado mi dialectal marroquí y con la ayuda de mi amigo Rachid he vuelto a ponerme en forma: listo para parlotear en el endiablado trabalenguas en que convierten la noble lengua árabe los hijos del sol muriente, que eso es lo que significa Maghrib.

Me llevo libros y la ilusión casi intacta de siempre.

Como una de las cosas que llevo en mente hacer es comprar grabaciones de cuentos infantiles en dialectal marroquí, no sólo porque con ellos aprendo una barbaridad, sino porque el áspero marroquí es especialmente hermoso en la voz de los narradores de historias, os dejo el video de la canción Cuentero, de Souad Massi (Cuéntame, cuentero, un cuento, llévame al país del érase que se era... todo el mundo tiene en su corazón un cuento.).


14 comentarios:

casandra dijo...

Preciosa voz y preciosa canción. Que vuestro paseo tenga colorín colorado y fueron perdices y comieron felices.

¡Buen viaje!

marta dijo...

Pues en este caso, un beso para ambos, especialmente para C.

Lisístrata dijo...

Os deseo un buen viaje. Como siempre estaré expectante a tu crónica q, como es habitual en ti, será una gozada leerla y transportarse a dnd tú quieras llevarnos entre letras y BSO q tan dilectamente le agregas.

un besote para ti y otro para tu C

Azul... dijo...

Ahora que yo casi vuelvo, se me va Ud. Don Manué, ¡vaya por dios!. ¡Que disfrute muchísimo su viaje!

Un beso

blanca dijo...

Disfrutad de ese viaje por los caminos marroquíes.
Desde esta futura capital cultural (futura porque lo tienen claro si piensan que lo consiguen en siete años) un abrazo y buen viaje!!!!
B&J

Lansky dijo...

Pues menos mal que has cambiado de destino, porque ya has visto lo que hacen las téctonicas de placas cuando se ponen a bailar el twist

Isaak Asino dijo...

Cuidaos, disfrutad y no olvides dar buena cuenta, al regreso. Un abrazo

Paco Muñoz dijo...

Que lo paséis lo mejor posible.

Paco y Conchi.

harazem dijo...

Gracias a todos desde tanger, donde si paramos mas acabaremos con cara de gatos del cerro pescado que llevamos comido:

Raquel Morrison dijo...

Ya decia yo que no visitabas ya la taberna, bueno que disfruteis del viaje.

Lisístrata dijo...

Harazem, acabo de ver tu post en la calleja. Me he partido de la risa, es hilarante no sólo en el texto sino en la foto "fotoshopada" q lo ilustra (los ojillos delatan q te estás descojonando con lo q tienes a tu espaldas.
supongo q volveréis pronto.

un besote a los dos.

harazem dijo...

Ya hemos vuelto, María, y todo ha ido a las mil maravillas. Ya iré contando poco a poco algunas cosas.

Un besico.

Lisístrata dijo...

me alegra mucho vuestra vuelta. Deseando estoy q sedimentes recuerdos y tengas un ratito para contarlos.

un besote y bienvenido a nuestra Córdoba, q aunq malilla, es la única q tenemos. ¡qué se le va a jasé!
>:0]

Anónimo dijo...

yo soy un amigo tuyo. que se encuentra cerca de ti, y quiero decirte que me gusta mucho tu sensibilidad.espero que disfrutes mucho de tus viajes . un saludo compañero.perdona pero no me quiero identificar.