(del laberinto al treinta)


domingo, 25 de octubre de 2009

La Chicharra Ensotanada Semanal, la hipertrofia católica y la Rahola

A veces no sé si en las armas que utilizan los campeones del pensamiento reaccionario de la Hojilla Parroquial cordobesa (también conocida como Diario CÓRDOBA) prima más la estupidez o la hipocresía. De verdad. No sé si don Antonio Gil, el supuesto periodista cuyos criterios de objetividad pasan por el juramento de fidelidad a la legislación y dictados morales de un estado extranjero como cura que es, es más tonto que aviesamente hipócrita. Hoy, para defender la naturalidad de la pervivencia de la religión católica en el pueblo español, que como todo el mundo sabe fue naturalmente convencido para practicarla desde hace 500 años bajo la amenaza de penas que pasaban por la cremación en vida, el garrote vil y más recientemente el fusilamiento, el encarcelamiento o la exclusión social, echa manos de las palabras de un adefesio moral como Pilar Rahola. El discurso ético de esa señora, como demuestra permanentemente, es de carácter venal y se basa exclusivamente en la recopilación de los extremos opinativos más adecuados para poder vender espectáculo, fundamentalmente televisivo, columnista y radiofónico, del que fundamentalmente parece vivir. Pero parece que para nuestra Chicharra Ensotanada Semanal vale todo. Incluso el uso de apoyos que deberían olerle a azufre.

Alguien debería explicarle a este cura trabucaire, que semanalmente nos castiga la inteligencia con el chirrido de sus callosos elitros reaccionarios, que la necesaria corrección de la hipertrofia católica española pasa por equilibrar las opciones difusivas de otras formas de entender el mundo tan respetables – o más porque nunca fueron tan agresivas- como la suya, incluso la que considera la maldad intrínseca de la religión administrada por una empresa como la del señor Gil, que fomenta la castración intelectual de los individuos, supeditando la racionalidad más elemental a los dictados de unos gurus eunucoizados por ley (de Dios).

10 comentarios:

Marcelo W. dijo...

Espero que no me insulte a mi también por decir que Rahola me parece de lo más lúcido que tenemos, que también soy no creyente y que el artículo de Rahola sobre el tema de las fiestas, me pareció excelente. A parte de insultarla burdamente, sería usted capaz de dar un solo argumento que rebatiera los de ella? La verdad es que, de momento, el unico adefesio moral que veo es el de alguien que, para mantener una posición, tiene que insultar tan burdamente. Qué lástima!

harazem dijo...

Es la segunda vez que escribo sobre la señora esa, Rahola, y en menos de una hora recibo una respuesta de alguien de Barcelona que me ha encontrado poniendo en el buscador de blogs de Google la palabra esa, rahola. La primera vez incluso se permitió amenazarme con llevarme a juicio. Es lo que tiene la Red, que lo chiva tó.

Por acumulación de coincidencias podría pensar que ambos encuentros pertenecen no ya al mismo motor de búsqueda, sino al mismo motor de intenciones, es decir que la señora esa, Rahola, o alguien a sueldo o a cariño suyo se dedica día y noche a buscar todo lo que sobre ella se dice en la red. Pero prefiero pensar por esta vez y a la espera de una tercera coincidencia que usted, señora o señora Marcelo W., es un simple aficionado o aficionada a las búsquedas aleatorias en ese simpático motor.

En cuanto a lo que me dice supongo que ya habrá podido comprobar en esa búsqueda que hay más gente en el mundo que tiene la misma opinión que yo, incluso peor, acerca de su defendida. En concreto ESTE ENLACE: http://ferlacarrera.blogspot.com/2009/10/pilar-rahola-un-perfil-pijocarca.html que también le ha salido en su esforzada búsqueda.

No voy a insistir por mí mismo mucho más. Sólo le recomendaría (caso de que no sea usted lo que parece y ya le he dicho que le doy un voto de confianza) que recopile al azar algunas de las opiniones de esa señora y el lugar donde las suelta, incitaciones al crimen de estado (Israel y Colombia) y las contradicciones en las que su falta de coherencia discursiva (sólo coherencia venal veo en ella) le hace caer frecuentemente. Exactamente igual que su modelo Federico Jiménez Losantos. Como botón le copio un texto suyo que ha sido colocado, como ejemplo de su solidez ideológica en los comentarios de la columna del cura chicharra:

Decía también la señora esa, Rahola:

¿qué discurso representa a Pilar Rahola: el sesgado que usted utiliza, o éste otro más reflexivo, más suyo: “no puedo evitar un profundo sentimiento de rechazo cuando veo las procesiones de Semana Santa. A pesar del color y el abigarramiento de sus pasos, el culto por el dolor y la muerte resulta tan explícito, que me retrotrae al Dios terrorífico que peor transcribe la trascendencia espiritual. Ante esos pasos torturados, esos penitentes sufridos, esos encapuchados, esa cruz pesada, esas gentes que disfrutan en el llanto, me siento una extraterrestre, un ser de otro mundo, alejado de ese mundo enormemente feo, en su manida belleza. No existe otra fealdad que la exhibición del dolor. Y cuando ese dolor es la base de un sentimiento religioso, algo grave falla en esa religión. Perdonen que sea tan explícita, pero ¿qué tipo de valores proyectan esos rituales, más allá de la tristeza, el miedo y el sentido torturado de la vida?” (De “el gusto religioso por la muerte”).

En fin que como ve esta señora se dedica únicamente al ejercicio de la provocación con ánimo de lucro, exactamente igual que su colega de profesión Belén Esteban. Y por lo tanto merece la misma consideración intelectual y moral que ella.

Antonio dijo...

Yo también he puesto el motor de búsqueda de Google, porqué buscaba una cosa de Rahola. No tengo nada que ver con el otro señor, no se de que habla sobre otro día, he abierto su blog porque me ha divertido el titulo, y solo he encontrado insultos. Puede pensar lo que quiera, que es una conspiracion contra usted, que soy agente de no sé que, pero es más simple. Soy profesor, vivo en Mataró, leo a la señora Rahola, no soy el señor Marcelo de antes, buscaba una entrevista de Pilar sobre adopción, y cuando he leído su comentario, me ha parecido insultante, vomitivo y desagradable. Acostumbrese y este contento. A lo mejor algunos lo leemos, y hasta no nos gusta lo que escribe. Eso es la libertad. Y no sea tan divino, hombre, que no creo que los seguidores de Rahola se preocupen por usted. Lo que ocurre es que en la Red nos encontramos todos.

Antonio dijo...

Yo también he puesto el motor de búsqueda de Google, porqué buscaba una cosa de Rahola. No tengo nada que ver con el otro señor, no se de que habla sobre otro día, he abierto su blog porque me ha divertido el titulo, y solo he encontrado insultos. Puede pensar lo que quiera, que es una conspiracion contra usted, que soy agente de no sé que, pero es más simple. Soy profesor, vivo en Mataró, leo a la señora Rahola, no soy el señor Marcelo de antes, buscaba una entrevista de Pilar sobre adopción, y cuando he leído su comentario, me ha parecido insultante, vomitivo y desagradable. Acostumbrese y este contento. A lo mejor algunos lo leemos, y hasta no nos gusta lo que escribe. Eso es la libertad. Y no sea tan divino, hombre, que no creo que los seguidores de Rahola se preocupen por usted. Lo que ocurre es que en la Red nos encontramos todos.

Lansky dijo...

Las gentes que hace de la provocación una prioridad, es decir, un estilo, casi un oficio no me interesan demasiado, porque muestran un mundo sin matices, en blanco y negro, sin grises. Eso es previo a si esa provocación es azote desde la izquierda o desde la derecha, desde el nacionalismo periférico o centrífugo o del centralista o centrípeto. Dicho esto, que explicaría mi poco interés por Pilar Rahola, me parecen tus comentarios equiparándola con nada menos que una descerebrada como Belén Esteban, o un vesánico incitador fascista como Jiménez Losantos, cuando menos excesivos, poco matizados, provocativos…

Ah, y bienvenido.

harazem dijo...

Captada la limpia diplomacia de la carga crítica, asumida ésta, pero no compartida, al menos del todo, Lansky. Porque si bien releeo mi comentario noto exceso e imprecisión, pero no desde luego deseo de provocación. El exceso está en el tono, que me reconozco más agresivo siempre del que me correspondería, la imprecisión en que en mi comparación sobraba lo de intelectual y debía haber puesto profesional, porque la profesión de ambas (Belén y Pilar) es la misma en distintos campos pero en el mismo medio: mercenarias de la tele especializadas en creación de espectáculo polémico artificial morboso y rentable, una en temas rosas y otra en temas políticos o sociales. Pero el espíritu profesional de ambas es el mismo.

En cuanto a lo de Federico, bueno, tal vez tu desinterés por la señora Rahola te ha sustraído de las barbaridades con que sustenta su discurso provocativo en determinados temas con el difícilmente desmarcable fin de encender mechas explosivas, polémicas y rentables, pero deberías escuchar algunos de los consejos que suele dar al gobierno israelí para solucionar el problema que tiene con los palestinos que se resisten a desaparecer de sus campos y casas o su caelababista amor por un tipo como Uribe al que alienta en su afán de convertir Colombia en un campo de muerte sobre el que asentar el estado más mafioso, explotador e injusto de toda América.

¿Diferencias? Las justas. Cuestión de cancha, más que nada.

De todas formas aún no he llegado a tus dos entregas sobre el insulto porque el ponerme al día en los blogs de amigos me come la vida. Esta tarde buscaré en ellos algún cuento que aplicarme. Mientras tanto, chapó por el de los piratas de Somalia.

sobrinito pedante dijo...

Saludos Manuel, me alegra que estes de vuelta de las tierras del sol muriente.

harazem dijo...

Hombre, sobrinito, a ver si te dejas caer en persona, capullo.

Lisístrata dijo...

hoy he estado todo el día por ahí y ahora q tranquila releo aquí y allá, me encuentro este articulito q supongo q lo has leído antes q yo, y q nos anuncia esas intenciones persistentes, incluso en la alta cúpula del estado, cuyo objetivo es "defender la naturalidad de la pervivencia de la religión católica en el pueblo español"

me ha dao el día. grrrr!

harazem dijo...

Sí, claro que lo he leído, Lisis, pero no sé muy bien cómo imáginármelo, si como un negociete entre dos chalanes (en este caso ambos con faldas) o un tema de chantage puro y duro entre mafiosos.