(del laberinto al treinta)


viernes, 25 de diciembre de 2009

El belén nacionalcatólico cordobés (2009)

En estos días tan señalaítos y tan propicios para la salivación pauloviana reaccionaria de los representantes del nacionalcatolicismo ehpañó, la prolífica cantera cordobesa no iba a ser menos y quedarse sin entonar ante el belén cristofacha de actualidad su villancico retrechero. Con su vieja voz desabrida, acompañada del rasquerasque de la botella de anís del Mono(teísmo), la zambomba de la autocomplaciencia (ay quemeviene, quemeviene) y el pandero de su grasia de almorrana. Tres días seguidos, tres.


az-Villaseñor, Pepe Iñaki Cubero y Primo Jurado

Comienza desde el puente del acorazado ABC nuestro incomparable catedrático de Toxicocatolicismo, José Ignacio Cubero, Maki Cubero para sus innumerables fans, con una andanada de soplapolleces infumables en forma de bala de cañón reaccionaria, un totus revolutus de temas tan variados como el aborto, el mito del nacimiento de un niño de padre desconocido de hace dos mil años al que muchos consideran un dios, Herodes, los toros, el sida, los condones… Una rico mazapán de almendras tóxicas para consumo de meapilas valientes que no le temen a ningún alcaloide. Todos los juguetitos narcocatólicos en un sólo huevecito Kinder facha. Pero sin sorpresa: lo mismo de siempre. Como muestra esta sublime perla: "nadie explica que el aborto no acaba con el SIDA" frase representativa y elegida ex profeso y como botón de muestra, del añorado estilo literario de "martes y trece" y que nos recuerda gratamente "las empanadillas de Móstoles" como atinadamente la define Lectora Escondida, una arrobada fan del catedrático que le deja una nota en los comentarios.

Al día siguiente, como el inefable Cubero se dejó atrás, ¡cachis! el temita del crucifijo viene su bedel, Primo Jurado a recordárnoslo. Pero como el bedel no tiene por qué saber escribir artículos va y lo copia de internet. Aunque eso sí, ha cobrado como si se hubiera rebanado los sesos que se le suponen debajo del flequillo arribahpaña. El texto que copia y pega portolmorro el ardoroso adorador nocturno (el 80% del total del artículo) rula desde hace tiempo por la red, en plan de manda 10 copias a tus amigos o te saldrán las uñas para adentro, y dice, en boca de un supuesto profesor, cosas tan graciosas como que está pensando quitar el crucifijo del aula donde da clases para poner un condón (sin especificar si nuevo o ya usado y chorreante) o un arrancador de fetos del útero materno (¿con piltrafillas sanguinolentas aún colgando?). Estos cristofachas tienen un sentido del humor que acongoja. ¿Qué toman estos tíos? Ni con un tripi se cogen esos flipes tan guarros y macabros. Pero lo que viene a decirnos el supuesto profesor es que al final va a quitarlo para poner una obra de arte: un cristo de Dalí, de Benlliure o de Velázquez. Y si no que los quiten también de los museos.

Un debate interesante me dice alguien. Podría decirse que abre un debate interesante si hubiera intención dialéctica, pero la única intención de estos tipos es intoxicadora. Porque lo que intentan en confundirlo mezclando dos cosas distintas; el símbolo y la base material que lo sustenta y que es la única que puede considerarse artísticamente, pero lo mismo que puede considerarse tal cualquier otro objeto que represente cualquier otra cosa y que sustente cualquier otro simbolismo. Es curioso que estos mismos individuos sean capaces de retirar la condición de artísticas a determinadas obras de arte comúnmente aceptadas como tal e intentar sustraerlas a las miradas no ya de los niños, sino incluso de los adultos con su capacidad de discernimiento plenamente formada, si consideran que su simbolismo o su representación ofende su fina, finísima, como el pellejo de una mierda, sensibilidad religiosa. Obra de arte es el cuadro de Courbert El origen del mundo, la exhibición de una copia de la cual fue expresamente prohibida el año pasado por la propia Obra Cultural de Cajasur del Santo Cabildo, en la que anda metido el propio plumilla que copia y pega el artículo de marras. Lo comenté en este blog en su momento. Si no son capaces de entender que un símbolo de una religión particular (y el cristianismo lo es), independientemente del valor artístico del soporte material que lo sustente, no tiene por qué ser un símbolo universal y no se puede imponer como soporte que es de una moral religiosa igualmente particular a la totalidad de la ciudadanía y que no tienen por qué considerar su retirada una agresión a sus no menos particulares principios, sino un acto de normalidad democrática, no hay posibilidad de debate. Y menos si usan argumentos tan pedorros como el del Velázquez y el Dalí. Simplemente hay que limitarse a imponérsela con la fuerza de la ley emitida por los representantes de la ciudadanía. Los que usamos únicamente la racionalidad para tratar estos asuntos sabemos perfectamente distinguir las calidades artísticas de determinados soportes de simbología religiosa, muchas de las cuales, además, fueron los únicos motivos que la Dictadura Eclesiástica Milenaria les permitían a los artistas para desarrollar su genio como tales. ¿O es que alguien piensa que La Piedad de Miguel Ángel o la santa Teresa de Bernini son obras estrictamente religiosas?


Obras de arte que pueden presidir las aulas de los colegios

La peladilla final de este belén la pone (Dios mío miser-incordioso ¿de dónde los sacan?) el plumilla de recebo de los Pedroches Alberto Díaz-Villaseñor el mismo día 24 esta vez desde la Hojilla Parroquial, también conocida como Diario CÓRDOBA que viene hasta él con un empachoso producto de matanza rancio-facha. Después de meter todas los ingredientes de la reciente carnaza obsesiva nacionalcatólica (los toros, Otegui, el aborto, el crucifijo, el Gran Wyoming) debidamente mezclados, engrasados con su gracia tocinesca y aliñados con picante guindilla cuartelera en una tripa columnilla, nos sirve una indigesta morcilla para que andemos con ardores todo el día y toda la Noche(buena).

Del primer regüeldo me ha salido lo de echar la culpa de la bajada de consumo de jamón a la obligatoria empatía gubernamental con los moros a los que hacemos la pelota con la Alianza e Civilizaciones. Atención pregunta, niños: el periocretino ¿nace o se hace?

AVISO HIGIÉNICO: Amable lector: si has tenido la osadía de leerte los tres textos originales que comento te recomiendo que laves tus neuronas con fairy (el milagro antigrasa). Los grumos mantecosos que se habrán inevitablemente adheridos a ellas son difíciles de eliminar.

3 comentarios:

Lisístrata dijo...

Ya soslayé en su momento los textos originales a los q aludes, pero me resultaron um poco infumables y ya sabes tú, amigo Harazem, de mi natural tiquismiquis para la lectura de ciertos textos.

Estoy de navidad q me la toco,y es q ni aunq quieras evadirte de ella puedes, te la asoman por todos lados. No hay derecho q un país entero o más de uno, zumbe al son de un mito religioso, q por mito es pura y dura estrategia de marqueting para vender el producto y encima en plan plagio descarao (la SGAE tendría q haber existido entonces y se iba a cagar), pues no había manera de entrar por verea a l@s aficionad@s a las saturnales, allá por el siglo IV dC, según tengo leído por algún lado.

Pues eso, q no hay derecho a q, quieras o no, te abduzcan de ésta manera dsd la maquinaria religiosa católica, en este caso, o cualquier otra de etiqueta de anís del mono(teismo), como bien dices, con otrora superchería, inoculando por doquier con películas, anuncios, en TV, en la calle, en la radio, en el supermercado, farmacia, médico en cualquier lugar.

En fin, ya pasamos lo peor, ahora ya, a partir del 25, aminora un poco el ruido.

De aquí a nada empezaremos con el chunda chunda primaveral, pero antes nos darán una pequeña tregua.

saluditos >:oP

Josefo el Apóstata dijo...

A esto de confundir el culo con las témporas, por lo del arte y los símbolos, también se han aficionado últimamente los del Observatorio Antidifamación Religiosa, tóxicos y energúmenos como pocos. Aunque a éstos les va más que Velázquez y Dalí, la escuela holandesa (los Van der tal y tal) y también Juan de Mena, que tiene un "paso" en el Prado.
Qu paséis buenos días

harazem dijo...

Efectivamente, María, de haber existido no tanto la SGAE como la Oficina de Patentes, probablemente la Navidad andaría pagando derechos aún a los paganos. Aunque tal vez las terribles matanzas que les infligieron y de las que nadie se acuerda, se debieran a eso. Quién sabe.

Pues sí, Josefo siempre los hay peores.