(del laberinto al treinta)


domingo, 18 de febrero de 2007

FUNDAMENTALISTAS DE LA FERIA

La Comisión de Feria del Ayuntamiento de Córdoba ha aumentado el número de las asociaciones que la forman. A la Federación de Asociaciones de Vecinos, la Agrupación de Cofradías y la Federación de Peñas se ha sumado este año Córdoba Ecuestre, la Asociación de Casetas Tradicionales y Hostecor. Como se ve todos ellos colectivos perfectamente preparados para asumir la tarea de salvaguardar la sagrada idiosincrasia de la Fiesta Mayor de la Ciudad. Y a ello se han dedicado con renovado ahínco y tras sesudas sesiones y en un rapto de coherencia con sus principios, cargados de razón y de virtudes guerreras, han determinado acabar con la peste de las innovaciones que corroen las más puras esencias de la feria cordobesa en forma de músicas espurias, estéticas foráneas y moderneces agresivas. Aquí se va a vivir la fiesta que dicta la TRADICIÓN, la misma mismita que nos legaron nuestros mayores, la que responde a la AUTÉNTICA esencia del cordobesismo ferial de toda la vida, o sea, la que a ellos y a ellas les salga de los cojones y de los ovarios.

Esta es la propuesta presentada por el Concejal Delegado de Ferias y Festejos, Marcelino Ferrero, a la Junta de Gobierno Local:



Entre los materiales que se deben utilizar en el cerramiento de la caseta están los toldos blanquiverdes; el acero pintado con colores tradicionales, como el blanco, el azul-añil, el rojo, el verde y el albero; la madera natural o pintada y las obras de fábrica de carácter ligero, que asemejen “el alzado de las casas características de la provincia”. No se admitirán elementos galvanizados ni el uso de plásticos y vidrios, salvo que estén en ventanas o puertas.



Todo se andará. En próximos años se obligará a escuchar por güevos en todas las casetas na más que sevillanas y se exigirá rigurosa etiqueta de faralaes y traje corto y un certificado de haberes para justificar la imposibilidad económica de llevar caballo enjaezado como Dios manda. ¿Que no? Los talibanes de la tradición no descansan, amigo.

Estos espabilaos miembros de la comisión han aprovechado que había que lavar al niño para tirarlo con el agua sucia. A la necesaria vigilancia del carácter abierto de la fiesta, la regulación de las casetas y los precios, los abusos de las subcontratas para discocasetas, el insoportable volumen de algunos equipos de música era necesario oponer el imperio de la ley, no el imperio de la caspa.

Porque vamos a ver, ¿permitirían los comisionados la inclusión en la comisión de una Asociación de Casetas de Diseño Atrevido y Vanguardista o una Asociación de Pintores Abstractos, Deconstructivistas y Posmodernos, una de Defensores del Caballo denunciadores de las cruentísimas torturas que le infligen al noble bruto los caballistas durante la feria u otra de Hastiados por Sobredosis de las Jodidas Sevillanas que exigieran una cuota del pastel de la feria que no se atuviera a las normas del fundamentalismo tradicionalista? Nadie les pediría a los amantes de la zurraspa tradicional que acudieran a ellas y convulsionaran ante la ausencia de claveleh y gitaniyiah, de rejah forjáh y farolilyios de Tio Pepe, de portadas diseñadas al gusto del consumidor y no de los talibanes de la estética quinteriana de maceta y abanico. Sólo se les pide a ellos que no impongan sus gustos a los demás bajo el falso derecho que se arrogan como únicos defensores de la Verdad de la Santa Tradición. Entérense señores inquisidores de que lo grande de la feria es que es mu grande y hay sitio pa tos. Y que todo es compatible.

Pero la culpa la tienen los responsables municipales por elegir a sus secuaces en semejante semillero. Porque a quién coño representan los de las Casetas Tradicionales y los de los Caballitos. ¿Y las Peñas?¿Y los cofrades, que en todo y siempre tienen que estar metiendo cazo? No tienen bastante con administrarnos su estética macabra durante su Santa Semana? ¿También nos van a administrar el jolgorio laico? Al fin y al cabo Hostecor tiene la tutela de la venta de comida y bebida que se consume en la feria y las Asociaciones de Vecinos representan a muchos miles de ciudadanos de los barrios. Pero los otros no pintan nada de nada en la dicha comisión.

Por el contrario otros colectivos o profesionales que sí que podrían decir algo sobre la mejor manera de administrar el espacio y el tiempo de esa semana de alegría y fiesta que se da así misma la ciudad brillan por su ausencia. Arquitectos, músicos, diseñadores, psicólogos, sociólogos, animadores socioculturales, etc. son gente que podría decir algo también y aportar sus ideas siempre desde el respeto a todos los gustos y todas las opciones de diversión ferial. A lo mejor es que no quieren....

No hay comentarios: