(del laberinto al treinta)


miércoles, 2 de mayo de 2007

Estupidez monumental: vote por la Alhambra

La producción de pensamiento cretino listo para consumir por parte de la industria propagandística del Sistema ha alcanzado en los últimos tiempos cotas realmente delirantes. Más que estudiado está el proceso de infantilización de los gustos a que desde la II Guerra Mundial se viene sometiendo al mundo occidental, y cada vez más al oriental, por obra de la imposición de los cánones estéticos de la cultura de masas norteamericana que funden en un bonito paquete píldoras disneyanas, buenísticas y belicistas. Y conocida de sobra es la estrategia de la ampliación de la pasión por el juego desde su edad biológica natural a la vida total de los individuos por obra de la apabullante, inconmesurable, totalizadora presencia del deporte espectáculo en el mundo moderno que cumple a la perfección la misión estupefaciente de mantener imbecilizadas las conciencias de los trabajadores mientras son despojados de todos sus derechos y explotados cada vez con más impunidad y eficacia. Que los estados son cómplices necesarios de los poderes del capital en ese empeño no hace falta que yo lo descubra. Que últimamente cuanto más progresistas se autoproclaman los gobernantes más dispuestos están a colaborar en la cretinización de sus gobernados tenemos la mejor de las pruebas en esta Andalucía en cuya TV oficia la mayor colección de folklofrikis del hemisferio norte.

La última ha sido la inmersión absoluta de la Junta de Andalucía, del patronato de la Alhambra y de las autoridades municipales granadinas en esa tremenda cretinez con ribetes de estafa de la proclamación del MONUMENTO MAH MARABIYIOSO DER MUNDO MUNDIÁ. A un tipo espabilao, un suizo llamado Weber, se le ocurrió la brillantísima y rentabilísima idea de organizar un concurso para elegirlo. Alejandro V. García lo bordó el otro día en un artículo. Los criterios para ello sólo pasan por el número de votos de todos aquellos que piquen en el cebo de mandar mensajes de móvil a razón de más de un euro cada uno. Un negocio redondo. Mientras el asunto ha estado relegado al ámbito privado, en la órbita de las miles de estafas de ese tipo que ahora mismo pupulan por las ondas de los móviles no ha habido nada que objetar. Pero desde hace pocas semanas han sido las administraciones públicas de todo el mundo las que han picado como truchas en el anzuelo y se han sumado entusiásticamente a la tarea de ayudar a forrarse al listísimo suizo, acicatando el prurito competitivo de su propia gente y su siempre a flor de piel vena chovinista. Que lo hagan las administraciones de países tercermundistas con graves déficits democráticos para desviar el interés de los súbditos es más o menos explicable. Que se haga aquí sólo habla de la majadería consustancial de la casta política socialista andaluza. 600.000 euros se ha gastado a cargo de sus Consejerías de Turismo y Cultura la Junta de Andalucía para promover el voto de la Alhambra. Con un par, y con el dinero de todos. La Operación Triunfo de los monumentos que sólo añade basura al erial cultural de este país y millones de euros a la cuenta del señor Weber.

Para colmo los bomberos de Granada, no sabemos si por iluminación propia o por la de algún político folklofriki, han montado una monumental y estúpida performance a falta de otras ideas más constructivas convocando a 2500 personas para formar una cadena humana alrededor de la Alhambra para reivindicar el voto para el palacio nazarí. Cosas de bombero, como se dice por aquí, por el sur, podría pensarse. Pero es que han aparecido hasta 8000 personas que han formado no uno sino dos anillos completando la tremenda gilipollez programada por partida doble.

El delirio cretino ha sido coronado adecuadamente, como no podía ser menos, con la actuación de todas las tunas de la ciudad cantando al unísono el Granaaaaaaaaaaaadaaaaaaaaa, tieeeeerra soñaaaada por miiiiiiiiii en el marco incomparable de Plaza Nueva. Terrorífico. Espeluznante. Ni el concurso anual para la elección de miss infantil de Oklahoma podría erizarme tanto el cabello.




ESTE POST HA SIDO LINKEADO POR LA ALBORAIDA

3 comentarios:

A. Theo dijo...

¡madre mía! si estaba la tuna ya no se puede caer mas bajo.
¡que jodío el suizo!

Azul dijo...

¿Quién le habrá dicho a estos personajes que la Alhambra necesita un "marketing" tan desacertado?

Saludos de esta venezolana que vive en tu Córdoba y agradece que hayas ido a visitarla porque, así, le has permitido venir a conocerte

Anónimo dijo...

Hola Harazem,
Busco opiniones racionales acerca de las parcelaciones ilegales de Medina Azahara, cuyos parásitos están regurgitando escritos cargados de imbecilidad -y faltas de ortografía-, que para más inri le están sirviendo de pitanza a las "jienas" políticas en plena campaña electoral. Aunque no escribes por encargo, un artículo tuyo al efecto sería balsámico para este ardor. Se echa de menos a la Calleja... qué ha pasado? Un saludo,
Angeles