(del laberinto al treinta)


miércoles, 16 de mayo de 2007

TANI, la alegría calé

Cuando alguien, en una fiesta, o en el coche, dice eso tan común de: anda, pon algo alegre, a mí siempre me viene a la cabeza una canción concreta, una canción que me conduce a la alegría, a la manifestación física del júbilo. He oído en mi vida miles de canciones alegres, pero para mí hay una que condensa ese concepto de una manera radical: TANI.

Se trata de una de las más famosas coplas del nacionalismo folklorizante que desmenuza todos los tópicos de la Andalucía calé, las palmas, las carrozas dorás, las cuevas del Sacromonte, una boda rumbosa, y que incluso contiene una atrocidad oculta en una florida metáfora. Cuando dice: También su pañuelo / las rosas tendrá, / que no hay otra novia/ más guapa y honrá, a lo que hace referencia es al desvirgamiento ritual de las novias gitanas con un pañuelo que ha de salir manchado de sangre. Todo envuelto en un perfecto artefacto festivo musical.

Ahí van cuatro versiones, para que cada cual elija la que más le guste y pruebe a cantarla a coro con la familia en el coche camino de la playa. Por orden cronológico: Pepe Blanco, Joselito, Carlos Cano y Hakim.







4 comentarios:

Landahlauts dijo...

Algunas canciones de estas tienen letras que no hay por donde cogerlas...

En cuanto a las versiones, me quedo con Pepe Blanco y Carlos Cano.

El repelente Joselito... paso

Y Hakim (como diríamos en Graná, y perdona por la expresión): pa' ahostiarlo.

Anónimo dijo...

Yo me quedo con la de Carlos Cano. Y con Mocasín y su pérfida mirada.
Angeles

A. Theo dijo...

Carlos Cano. Sin duda.

Azul... dijo...

Sin duda, la de Carlos cano =o)

Besos!