(del laberinto al treinta)


domingo, 6 de julio de 2008

JESUITICO PSOE (I)

La imagen de la vice presidenta con las venas del cuello hinchadas de indignación gritando: ¡No lo vamos a tolerar! Me ha impactado profundamente. Estas criaturitas del señor, los políticos del PSOE, siguen proporcionándome día a día con un entusiasmo encomiable el combustible suficiente para que este humilde redactor de blogs siga encontrando motivos para despreciarlos. No sé si alguien ha catalogado las deyecciones ideológicas con que sistemáticamente nos agreden como estupideces interesadas, pero yo la voy a utilizar porque me parece ilustrativa de su índole perversa.

Leo además en la crónica del congreso que acaban de celebrar otras perlas de exquisita estupidez interesada de que vienen haciendo gala últimamente. El diputado Ramón Jáuregui, sin que se le agrietara la cara de vergüenza, justificó la utilización final de una enorme manguera de bombero para apagar las incendiarias proclamas de avance en el laicismo con que comenzó el congreso con que nadie puede esperar que un país cambie de la noche a la mañana. Para rematar la faena sacó pecho torero y mirando chulescamente al tendido lleno de curas, obispos y militantes catolicarras asestó una terrible estocada a la terrible fiera oscurantista: es que ya toca que reconozca la pluralidad de la sociedad española y la interprete en el contexto de una disposición constitucional que no obliga ni mucho menos al Estado a mantener para siempre unas relaciones de privilegio con ella. ¡Jolines!, le faltó decir al valeroso lidiador. No han tenido los hipócritas más que desde el 82 para avanzar en el laicismo. En lugar de eso han mantenido prácticamente intacta la influencia de las sotanas en la vida social española, sin denunciar un Concordato que es la vergüenza de occidente. Y lo que es peor habiendo sancionado un sistema educativo que establece una enseñanza privada hipertrofiada en manos de la Iglesia Católica que goza de sibilinos mecanismos de selección del alumnado y otra pública instalada en la penuria permanente y que tiende a acoger sólo a las clases más desfavorecidas y a los inmigrantes.

La vicepresidenta de un gobierno de un partido directamente responsable del acoso judicial y la casi imposibilidad material que sufren las mujeres que deciden abortar en este país, que ha salido un par de veces con todo su morro diciendo lo de que no es actualmente una prioridad para la sociedad española para justificar el que no salga adelante de una puta vez una ley de aborto en condiciones, debería tener más vergüenza y no gallear inflando la vena pescuecera. Los jueces de Barcelona que van a permitir la publicitación de los nombres de las mujeres de los ficheros de la clínicas abortistas serán unos (piiiiiiiiiiii) pero actúan legalmente por directo mandato de las leyes que el PSOE ha promovido. Aún recuerdo en la anterior mayoría de PSOE cuando no salió adelante una ley progresista del aborto porque los diputados socialistas, entre ellos Felipe González, estaban ausentes.


La confusión, interesada, está en seguir considerando al PSOE un partido de izquierdas. El que ellos se lo sigan llamando es normal, por puro marketing, lo mismo que también reclaman ahora el centro, el que engañen a la gente que se siente de izquierdas es fruto de la dilusión de los conceptos fundamentales de la política a que asistimos en los últimos años. A todo el que me dice aquello de que hoy no tiene sentido la diferenciación entre derecha e izquierda lo remito al pequeño pero ilustrador ensayo de Norberto Bobbio Derecha e izquierda, baratito y perfectamente conseguible. El PSOE es un partido de la derecha porque no tiene absolutamente ninguna intención de cambiar las estructuras del sistema económico para la consecución de un mundo más igualitario. Se sienten perfectamente integrados en este sistema y por tanto no le interesa cambiar sus estructuras. Otra cosa es que tampoco pueda y que para tomar el poder haya tenido que renunciar a esos presupuestos fundacionales, en un acelerado proceso de travestimiento realmente impactante. Es como si para redimir a los esclavos te haces capataz del negrero con la excusa del camuflaje. Pero es que además una vez camuflado el PSOE se ha empleado con un entusiasmo asombroso a comportarse como un capataz disciplinado y eficaz. Si en este país el catolicismo carcundoso no pesara lo que pesa, la burguesía explotadora estaría encantada de que un partido como el PSOE le gestionara el cortijo. Teniendo en cuenta además que esa burguesía ya no es autónoma, sino que depende directamente de otros centros de poder económico que son los que de verdad parten el bacalao. El encementamiento de las costas de este país bajo la égida socialista, las legislaciones liberalizadoras del mercado de trabajo, las privatizaciones, más o menos encubiertas, de patrimonio empresarial público, son prueba de ello.

Porque eso es lo único en lo que ha acabado estribando la diferencia entre izquierda y derecha en este país: en las cuestiones que afectan a la libertad de conciencia y a la mayor o menos incidencia de los presupuestos de la Ilustración en la vida cotidiana de los ciudadanos. Y por eso se está situando la lucha entre las dos grandes formaciones supuestamente irreconciliables en el centro. Así que en eso es en lo que está empleado ahora el PSOE, en conquistar el centro dominado por la masa amorfa consumidora más o menos creyente de superstición católica, que tradicionalmente vota al PP porque se lo dicen los curas. Para que no se note demasiado se engalla de vez en cuando y saca la vena pescuecera de su presidenta como garantía de fidelidad a sus principios. Y de vez en cuando hacen un gesto tipo legalización de matrimonios homosexuales.

Pero sólo hay que analizar las visitas de la presidenta al estado vaticano para tranquilizar a la fiera eclesiástica para ver por donde van los tiros. El éxito de esas misiones habla por sí solo. Y la pasta que le pasan. Y el exponencial crecimiento del número de dirigentes del PSOE que están saliendo del armario y de declaran católicos. Pero sobre todo el mantenimiento de ese concordato infame que consagra la preponderancia de la Superstición Católica sobre todos los presupuestos de la Ilustración, el racionalismo y la democracia.

Yo no sé qué coño van a vender el PSOE si el PP cumple su vaga amenaza de centrarse definitivamente.


PRÓXIMA ENTREGA: La ley de inmigración y el socialista jesuita por antonomasia, Luis Yañez-Barnuevo, en quien la hipocresía es tan burda que raya la sencilla estupidez.

3 comentarios:

Isaak dijo...

Lo has desgranado tal cuál, Manuel. Hace años que mantengo esa misma postura. El PSOE tiene de izquierdas lo que el PP tiene de popular. El cinismo de ZP está batiendo records en todos los ámbitos y la panda de zarigüeyas que forman el consejo de ministros le bailan el agua sin pudor alguno.

La mafia católica se ha hecho fuerte en este país y no deja pasar ni una, a pesar de la pantomima de libertad expresión que nos hacen creer que disfrutamos.

Todos los políticos e intelectuales sin excepción son conscientes de que el hecho religioso y toda la parafernalia de él derivada es una farsa, que los centros religiosos son emporios económicos y núcleos de poder social y político. En lugar de desenmascararlo oficialmente dejando que el poder legislativo haga el resto, lo integran en el sistema como un "mal necesario".

Toca tragar. Un abrazo.

creditos dijo...

Entre simios anda el juego

Algunos políticos avezados han logrado que los simios participen en nuestro Estado de Derecho dotándoles de responsabilidad penal, con asistencia de un letrado cuando sea preciso, y otorgándoles carta de ciudadanía de "la comunidad de los iguales".

La Comisión de Medio Ambiente se ha adherido al Proyecto Gran Simio, defensor de los derechos a la vida y a la libertad de los monos, incluido el derecho al aborto de las ciudadanas simias.
Ojalá pudiera decir: "bromas aparte", pero la crisis parece haber afectado seriamente a las meninges de los que nos dirigen y el voto ya sólo sirve para unirlos en pasmosos disparates. El hombre es mucho más que un simio evolucionado. A su capacidad fantástica de razonamiento (aunque ya se ve que no es patrimonio de todos) está unida el alma inmortal.

Un animal está a años luz de la dignidad del hombre. Eso que entiende hasta un niño se hace impenetrable a los reniegan de su grandeza.

Anónimo dijo...

Amigo Manuel:
¿Cuál es entonces la solución, que en tu opinión, niegas a los que pueden encontrarla?...
Salud.