(del laberinto al treinta)


martes, 28 de abril de 2009

La Rosa y el Capullo

Sin el permiso de mi amigo David, que lo ha colgado en la taberna de LA CALLE DE LAS FLORES os dejo esta perla que ha confeccionado a costa de la maloliente y marranesca manera en que se ha desarrollado el asunto de la Tocata y Fuga de Rosita, de lo que no era sino la Crónica de un Transfuguismo Anunciado, pero del que algunos esperábamos que lo hiciera por unos cauces más... higiénicos. Y me voy a permitir ya de paso la licencia de autocitarme en un comentario que he hecho al mismo post que cuelgo abajo: Para que la jugada hubiera sido limpia, Rosa Aguilar que no soportaba desde hace años el traje sudado de IU que estaba obligada a llevar para mantenerse en el candelabro, tendría que habérselo quitado al primer olorcillo y haberse duchado higiénicamente. Y después haber solicitado un traje nuevo al PSOE. Las personas que se cambian de vestido, o de cama sin ducharse primero reciben un merecido y sonoro nombre popular. Tamayo y Saéz lo hicieron por dinero contante y sonante. La mediocridad sublimada de nuestra por fin exalcaldiosa lo hizo por su desmedida ambición de poder, para tratar de remediar su inconsolable snobismo, que como decía Borges, es la enfermedad de quien siempre considera que se encuentra en el lugar que no le corresponde. El PSOE sabrá por qué contrata a semejante vaciedad ambulante y qué réditos considera que puede sacar de ella.

Probablemente tenga más que ver con servicios prestados al PSOE en el propio Ayuntamiento de Córdoba, permitiendo que el concejal estrella del partido del capullo, el ambicioso de la muerte Blanco, pudiera convertirse en Antoñita la Primera y así colocarse en un ventajoso lugar de cara a las próximas elecciones, que de todas formas ganará el PP, en un feudo tradicionalmente vetado a los capullistas. La pugna ahora mismo ya está clarísima: entre los rosistas al servicio de Blanco y entre los restos amohinados de la IU fetén. Por eso el PSOE apoya al abejuelo Ocaña, encenagado en el turbio asunto de la multa a Sandokán, para poder seguir promocionando a Blanco desde la Consejería de Obras Públicas y amenaza con romper el pacto si los rojos consiguieran colocar de alcaldesa a la vapuleada Elena Cortés. ¿Podencos? ¿Galgos? El Niño Nieto, su corte a navaja y su jersey de pico y la alargada sombra del zombi Aznar afilan el garabato de sus siniestras sonrisas...



HABLA, POR FIN, DAVID:



logoabejas



El acto de transfuguismo de Joaquina Rosa Aguilar Rivero deja el ayuntamiento de Córdoba en una situación aún más surrealista, si cabe, que la que ya padecía desde las elecciones. Pierde Rosa, que con la capullada de pasarse al partido del puño y el capullo ha dinamitado su imagen pública en la ciudad. Pierde el ayuntamiento, en grave riesgo de verse gobernado directamente desde la consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía. Pierde la panda de inconscientes de IU en Córdoba. Entretanto, el PSOE se congratula del aparente golpe de efecto y la carcundia local del PP, con Nieto a la cabeza, se frota las manos acariciando el nirvana. La ciudadanía cordobesa de izquierdas es esa pobre clavellina que va de esquina en esquina, etcétera, y ya ni se sabe para dónde mirar. ¿Tiene arreglo la cosa? Quizá sí, aunque la cosa no está para nada fácil.

Joaquina Rosa se ha pasado a la otra orilla después de muchos meses de deterioro físico y mental. Ya no hablaba como antes, no tenía ni soltura, ni chispa ni voz. Desde las elecciones municipales, que ella soñaba con ganar por arrolladora y anguitista mayoría, ha ido como alma en pena, cada vez más ida, cada vez menos firme. El impacto de su defección le ha valido tal cantidad de varapalos, y de una calidad y diversidad de procedencias, que ahí la tenemos hecha un pingajo. Quizá se reponga, aunque eso tiene que preocuparnos poco. Lo que nos tiene que preocupar es cómo reponernos, con el panorama que nos deja.

Joaquina Rosa ha emigrado en busca de capullos más frescos que libar porque, como decía Harazem en insuperable metáfora, ella veía ya que la lancha iba derechita a la catarata y ha tenido que buscar auxilio in extremis. Parece que la han rescatado de un naufragio integral del que no habría podido salvar ni siquiera los muebles. Veamos:



  • No se va a conseguir la capitalidad cultural, y la deshonra no va a ser de ella.

  • No se hace el palacio del sur, como no sea la maqueta. Pero el que venga detrás que arree.

  • Pasado el boom inmobiliario, no hay un duro en las arcas pero eso ya es problema de otros.

  • La vida cultural de la ciudad está hecha un páramo. Ya tenemos semana santa y júrgol por un tubo, misión cumplida.

  • La campiña ya ha sido vandalizada, la sierra arrasada, las construcciones ilegales son ya un cáncer en metástasis que arraiga incluso en el mayor conjunto arqueológico de Iberia. Que lo resuelva otro.

  • Del aeropuerto hablamos otro día. Ella, al ave.

  • La memoria de Fray Albino y los Cruz Conde ya ha sido convenientemente recuperada y loada, misión cumplida. Antes de que vengan los rojos pidiendo lo suyo, mejor hacer mutis por el foro.

  • El amiguete de timbas y construcciones ilegales ya está indultado y no hay peligro de que le metan mano. A otra cosa, mariposa.


Entretanto, el ejército rojo de IU y el PCE, cautivo y desarmado, se enfrenta a un panorama extremadamente crudo que se ha labrado a conciencia. No nací para profeta, pero sería interesante recuperar el antiguo foro de la Calleja de las Flores para consultar algunas de las ideas que circularon cuando se preparaban las listas de IU a las municipales. Joaquina Rosa impuso una lista compuesta, salvo irrelevancias, por personas elegidas a dedo por ella de pe a pa. Aquella pandilla de inconscientes de IU cedió porque temía que sin Joaquina Rosa se perdieran las elecciones. Las voces más serenas se preguntaban: “Ya, pero en estas condiciones, ¿para qué queremos ganar?”. Sugería yo en la Calleja a quien me quisiera oír (seguramente nadie) que si poner a Rosa parecía obligatorio, entonces harían bien en concentrarse en situar en los puestos siguientes a un equipo capaz de tomar las riendas desde la izquierda cuando llegara el día, más cercano que lejano, de la inevitable defección de la Alcaldiosa. Nada de eso se hizo. La lista fue llena de personajes que deben toda su lealtad a Rosa. Sobre todo si el alcalde nuevo es del grupo rosáceo, tendremos un equipo municipal dirigido y controlado a todos los efectos desde la consejería de la Junta. Desde el ayuntamiento no se va a trabajar pensando en optimizar la gestión a favor de una posible candidatura de IU en las siguientes elecciones. Toda la gestión se hará a favor de otros intereses.

El protoalcalde Ocaña, en vez de enemistarse o incomodarse con quien en teoría ha traicionado al ayuntamiento, a la formación política, a la población y a la gente decente, al día siguiente se reúne con ella en un
perol y oye, tan amigos. Porque efectivamente el grupo municipal de IU en el ayuntamiento, en su mayoría, no solo apoya, sino que probablemente forma parte de la maniobra: junto con el grupo del PSOE, van a ponerse a toda máquina y no será ni para cambiar de política ni para favorecer que Córdoba vuelva a tener un gobierno municipal de auténtica izquierda.

No hay ni personalidades ni resortes para recuperar para IU el control del ayuntamiento. En la práctica el PSOE ha logrado con esta maniobra lo que no consiguió por las urnas en treinta años. Y de un modo insuperable. Vamos, ni Aguirre con el tamayazo, porque IU no puede ni siquiera quejarse: ¡formalmente sigue encabezando el ayuntamiento! Un esperpento genial. Porque no nos engañemos: el hecho de que algunos elementos del ayuntamiento conserven el carné de IU tiene exactamente la misma relevancia que el hecho de que Rosa también lo conservara hasta hace unos días. Cabría preguntarse si los escasos elementos no rosáceos del equipo municipal tienen posibilidad de imponerse y quizá obligar a que se elija a un alcalde o alcaldesa que ponga más difícil el telecontrol del ayuntamiento desde la consejería de Obras Públicas. Plantear un órdago es complicado, ellos y ellas sabrán qué es peor, si colaborar con Ocaña para que culminen la maniobra por completo, o si plantarse de una vez aun a riesgo de que el resultado final sea que el alcalde se apellide Nieto… Morir fritos o tostados.

Por cierto que el compañero de taberna Unamiradadesdeelsur, en el mencionado enlace de su blog, efectúa un análisis cínico y que huele mal.
Léanlo. Culmina cuando afirma que no pasa nada, que en el ayuntamiento la vida sigue igual. Ya lo creo. Y no igual, sino incluso mejor. Por fin se ha consumado la independencia respecto del grupo de irreductibles galos de la asamblea local. Hay que celebrarlo. Por ejemplo con un perol.

Reconstruir una opción creíble de izquierdas en Córdoba con vistas al futuro requiere también acciones decididas y valientes. Los Mariscales y los Centellas no sirven. En la izquierda cordobesa, dentro y fuera de IU, hay gente joven, capaz, formada, responsable y trabajadora. Trabajadora en el sentido de que tienen trabajo, no como ciertos profesionales de la política que suponen más un obstáculo que una ayuda. ¿Puede IU en Córdoba prescindir de personajes como, por poner un poner, Enrique Centella? La respuesta es que no solo puede, sino que debe. Y debe porque a la ciudad y a la formación le saldrá más caro insistir en darle un sueldo a este muchacho, que ponerle un quiosco o un bar y que se busque la vida por sus medios. ¡Renovación, limpieza, aire fresco, ideas, capacidad, formación, compromiso, independencia!

Si nada de eso llega a IU, y como todo el mundo ya intuye, al final la ciudadanía de izquierdas tendrá que organizarse por su cuenta. Desafío nada fácil y con perspectivas de éxito más que debatibles (debatamos, pues). Pero la alternativa es quizá peor…

Señor Nieto, le doy mi enhorabuena. Con tal panda de enemigos, ¿para qué se necesitan amigos? Siga usted frotándose las manos…

10 comentarios:

David dijo...

Caramba, Harazem, qué honor que vuelvas a citarme in extenso. Ya sabes que no hace falta permiso. Me lo voy a apuntar en el currículum y todo. Y a darle difusión al dibujico de las abejicas: se rumorea que lo van a declarar escudo de Córdoba en el siguiente pleno municipal...

Un abrazo

casandra dijo...

No teneis wassa ni ná vosotros ustedes. David al final me quedé sin saber si el dibujo era tuyo.

David dijo...

Hola.
Ah, sí, sí, se me pasó comentártelo.
Pues me busqué un logotipo del PSOE por ahí, una foto de la abeja Maya por allá, unos retratos adecuados de Aguilar y Ocaña, y luego me apliqué al Photoshop con todo entusiasmo.

Por cierto que en el duro rostro de Rosa Aguilar, izquierda y derecha están intercambiadas. Se trata de una cuestión de interés más metafísico que práctico, dado que en el caso de Rosa Aguilar derecha e izquierda son conceptos absolutamente relativos.

Duarte dijo...

Debatamos, pues.

Nos merecemos un presente mejor.

casandra dijo...

Pues enhorabuena, un trabajo tan fino como el artículo.

harazem dijo...

Tú ríete, David, que cuando presentes el Curriculum Vitae in Pecatum para que te excomulgue el obispo, seguro que muy Monseños considerará muy positivamente el hecho de que hayas sido referenciado en este blog satánico.

Lisístrata dijo...

es verdá, creo q quienes escribimos aqui y en el blog de pincho, estamos excomulgaos sin pasar por juicio.

jejeejejje

Anónimo dijo...

Enrique Centella, desde la elección de Francisco Martínez como coordinador Provincial no reside en córdoba, sino en un pueblo de Málaga.
Sin entrar a valorar tus juicios críticos, desde la independencia de un hombre que creo de izquierdas, tu pesimismo de la situación de Córdoba, no debe llevar irremediablemente a que el pp gane y que el psoe saque provecho de todo esto.

David dijo...

Hola, Anónimo.
Estoy de acuerdo contigo, no necesariamente (o "no irremediablemente", viene a ser lo mismo). Pero creo que la cosa está cruda y que hará falta valentía e innovación para invertir las cosas.

Para recuperar Córdoba para la izquierda harán falta estos ingredientes:

1) proyecto,
2) personalidades con buena imagen 3) pública,
4) gente capaz y convincente,
5) cohesión,
6) equipo.

Por ahora no hay nada de eso. Y encima el panorama es totalmente adverso: medios de comunicación, ayuntamiento copado por la lista de Rosa, resistencias internas.

Así que ahí os quiero ver...

Anónimo dijo...

Qué bonito, la Abeja Maya y Willy. Y en este blog tan ridículo concentrados todos los zánganos de la colmena. Manuel, pa desajogarte de toa esta mierda, vete a Estambul a leer "Mazinger Z".