(del laberinto al treinta)


lunes, 15 de agosto de 2011

HOSTIACOR se echa al monte


hostiacor

5 comentarios:

Lansky dijo...

-Oye, ¿ese bandolero y acompañante son de Coronel Tapioca? porque están muy bien equipados, trabuco de reglamento y todo (en cuanto a turistas, aquí no paramos, de cuatro misas diarias y varias meadas a la pila bendita, ya te digo)

harazem dijo...

Nada de coronel Tapioca, Lansky, estos son ejemplares genuinos daquí. Y no te quejes que antes de por allí, han pasado por aquí y han montado un pollo de la hostia, nunca mejor dicho. 30.000 euracos les ha soltao el arcarde y no se han tomao ni un cocacola. Claro que a los de la Copita de don Deivis ese les vamos a soltar un kilazo, un milloncejo de eurillos en total. Esperamos que esos paguen los flamenquines a precio de langosta a la termidor.

La Araña Peluda dijo...

Pero ahí arriba pone si Rubalcalva es la solución para España... ¿Tiene algo que ver con el hostelbandolero ese y la copa deivis? Esto es algo que no tiene solución. El majara del hereu estaba todo el día con el mismo rollo. Hay que consolidar barselona como una marca comercial y organisar siempre el congreso mundial de móviles en la siudá. Y si salía otra siudá que se quería llevar el sertamen, pallá se iba como una loca pa impedirlo a toda costa... poqué? poque según él eso trae mushos benefisios desos a la siudá, perdón, a la ´'marca' que según él es la siudá... Yo la verdad es que no he visto aún dichos beneficios, a menos que mirar con ojos lujuriosos a una de esas guiris de alto standing que aparecían en los saraos de los móviles se pueda considerar un beneficio, ja ja ja!!!

Lansky dijo...

Ante la invasión de mi ciudad por hordas católicas furibundas y hormonadas hago saber que:

SI DIOS EXISTE NO ME CAE NADA BIEN

lorensito y abuelatesy dijo...

Madrid,sábado 20 de agosto de 2011, 0'27 horas. Cientos, miles, millones de niños con sus mochilas de peregrinos, su gorra naranja, y sus banderas de Uzbequistán, de Sri Lanka, de Laponia, de las Islas Caimán, de San Pedro y Miguelón, de Mayote, de Acrotiri y Dhekelia, de Niue, de Guernsey... pasan debajo de mi balcón al grito de aleluya, aleluya (nada que ver con Leonard Cohen, o Morente)y de "esta es la juventud del Papa". Cientos, miles, millones de furgonetas de los antidisturbios corren a toda leche con los pirulos encendidos a hostiar a los jóvenes ("nosotros no somos la juventud del Papa" y "soy pecador, pecador, pecador")laicos e indignados en la Puerta del Sol: una maldición bíblica ha caído sobre Madrid por nuestros pecados.¿Y vosotros os quejáis por cuatro raquetazos de más en la plaza de toros y cuatros salmorejos extras vendidos por los de 'hostiacor'?