(del laberinto al treinta)


martes, 22 de agosto de 2006

EL ARCO DEL TRIUNFO DE SANDOKÁN

Da gusto que haya Mecenas en las ciudades. Seres tocados con el dedo de la sensibilidad, la solidaridad y la generosidad que hagan más feliz y más hermosa la vida de los ciudadanos a costa de su propio bolsillo.

En Córdoba tenemos la inmensisisisima suerte de contar con un ser de esa pasta. Don Rafael Gómez Sánchez, a quien el cariño y el gracejo popular han rebautizado como Sandokan, por el casual parecido físico del prócer con el simpático Pirata Malayo que inmortalizara la sutil pluma de Salgari.

Como ya he hablado de las virtudes que adornan a tan sensible persona en otro lugar de esta bitácora no me extenderé en merecidisisisisisismos elogios, sino que me limitaré a mostrar al despistado paisano que aún la desconozca la última proeza de nuestro más alto y desprendido y... Pero dejemos al sinonimario de Word que provea los calificativos que le hacen justicia: generoso, dadivoso, desinteresado, largo, espléndido, rumboso, munífico, desinteresado, pródigo, magnánimo y garboso Mecenas Cordobés.

En las faldas de nuestra querida sierra (Ay de mi alegre...), donde hasta hace poco sólo vegetaban inútiles y descuidadas encinas, don Rafael ha construido una nueva barriada, un brazo de Córdoba que casi acaricia el cielo para que un escogido grupo de esforzados pioneros se emplee en la ardua labor de colonizar tan inhóspitos parajes y ganarlos para la Civilización y el Progreso.

Y como símbolo de la racionalidad y la grandeza del proyecto de la magna obra serrana ha mandado construir un magnificisisisisisimo ARCO DE TRIUNFO en su entrada, entre estanques y amenas fontanillas, erigido en una atrevida interpretación del estilo grecorromano al que sin duda las generaciones futuras de historiadores del arte conocerán como sandokasiano por su originalidad y fuerza simbólica y como homenaje al prócer que la hizo posible.

En su frontispicio, bajo la escultura de unos sesteantes perolistas cordobeses ha hecho grabar la siguiente leyenda:

MIII URBANIZACION PARAISO ARENAL MIII
DONADO POR D. RAFAEL GOMEZ SÁNCHEZ A LA CIUDAD DE CÓRDOBA




Lo que da idea de su capacidad de abstracción simbólica y de su extraordinarias facultades en el campo de la asociación de conceptos. Pero sobre todo de su extraordinaria modestia, toda vez que sus más cercanos asesores trataron de convencerlo para que en lugar de los simpáticos perolistas sesteantes del frontispicio colocase una imagen de San Rafael Arcángel en el acto de transfigurar milagrosamente el rostro por el suyo, como ya ha ocurrió para pasmo del Universo en el Triunfo de Fuengirola.

Así mismo rechazó la propuesta de sus asesores de cambiar la leyenda de la donación por esta otra leyenda en hermoso latín que retrata con más fuerza si cabe la verdadera condición de nuestro ínclito prócer local:

HOSTIAE MERITUM HABEO:
MAIOR HORTERA INTER CORDUBENSIS TOTIS SUM

1 comentario:

Lisístrata dijo...

por mi se lo podía haber introducido por donde la prota de My ass is haunted, Belladonna, los crucifijos, según me informé hoy, precisamente, a través del blog de Por la boca muere el Pez y q pone unos enlaces subiditos de tono y q pa qué los voy a repetir, jejeje, pues eso >;oP